Estamos actualizando nuestra web. Próximamente habilitaremos la compra online. Mientras tanto, puedes consultar los productos y ponerte en contacto con nosotros para adquirirlos.

Urinarios

Descubre nuestro catálogo de urinarios

There are no products matching the selection

This is a custom CMS block displayed if category is empty.
You can replace it with any custom content.

¿Quieres comprar un urinario? ¡Aquí te damos los consejos para escoger bien!

El urinario es un elemento utilizado generalmente en los baños públicos para hombres y, a diferencia del inodoro, está diseñado únicamente para orinar, por lo que no admite desechos sólidos.

Por lo habitual, están hechos de porcelana, tienen diversas formas, como rectangulares, ovalados o redondos, y pueden estar suspendidos en la pared o apoyados en el suelo. En cualquier caso, como los urinarios están diseñados para que sean usados de pie, el borde del receptáculo donde se orina suele estar a una altura de unos 70 centímetros en la mayoría de los casos. Para los niños, o las personas con discapacidad, esta altura es de unos 40 centímetros.

Como en el caso de los inodoros, la práctica totalidad de los urinarios dispone de una descarga de agua. Esta descarga puede ser manual, utilizando algún tipo de pulsador, o automática, a través de sensores o electroválvulas. La descarga de un inodoro es de unos 3 o 4 litros por cada uso, siendo menor que la de un inodoro clásico que no disponga de un sistema de doble descarga. Por lo general, los inodoros disponen de desinfectantes con desodorizante, que lo mantienen limpio y libre de olores desagradables.

Las innovaciones técnicas no dejan de lado el mundo de los urinarios y ya existen modelos que funcionan sin utilizar ni una sola gota de agua. Los urinarios secos disponen de un filtro que contiene un tipo de aceite con muy baja densidad. Al pasar la orina se activa, de forma totalmente automática, un tipo de trampa de sedimentos, así como una barrera de gases, que hacen que este tipo de inodoros sea más higiénico e inodoro, acorde a la normativa internacional. Estos inodoros son 100% ecológicos, tienen hasta cinco veces menos probabilidades de la existencia de bacterias y su mantenimiento es más económico, al ahorrar en agua, y energía, y no disponer de partes mecánicas.