Estamos actualizando nuestra web. Próximamente habilitaremos la compra online. Mientras tanto, puedes consultar los productos y ponerte en contacto con nosotros para adquirirlos.

Lavabos

La tienda de lavabos donde podrás comprar el lavabo que estás buscando

There are no products matching the selection

This is a custom CMS block displayed if category is empty.
You can replace it with any custom content.

¿Quieres comprar un lavabo? ¡Aquí te damos los consejos para escoger bien!

El lavabo ha pasado, de ser un simple elemento para la higiene personal, a ser uno de los elementos decorativos que se encuentran en el cuarto de baño y existen una gran cantidad de modelos que permiten encontrar el lavabo ideal.

Existen dos tipos de lavabos: el clásico y la pila. El lavabo clásico es el modelo más común y abarca los lavabos suspendidos, que se colocan en la pared a la altura que convenga, los sobre encimera, que necesitan un mueble en el que apoyarse, y los de columna, que se colocan sobre una columna que oculta las tuberías. Los lavabos de pila con modelos modernos, con una amplia variedad de formas, colores y materiales y, a diferencia de los lavabos clásicos, el grifo no suele ir incrustado en él.

Como es lógico, la anchura, la altura y el fondo del lavabo tiene que adaptarse al espacio disponible. Por lo general, los lavabos tienen una anchura de entre 60 y 120 centímetros y las pilas de entre 60 y 90 centímetros. Esto hace que los lavabos de pila sean más fáciles de adaptar a cualquier baño. Si se dispone de un espacio limitado lo ideal es el lavabo suspendido, que además es idóneo para personas con movilidad reducida. Los lavabos de doble seno son la solución perfecta para los hogares con mucha gente.

Con respecto a los materiales de los lavabos, los de cerámica, compuestos de materias primas naturales, son resistentes a los golpes y arañazos, frente a los de acero inoxidable, que dan un toque moderno y solo pueden limpiarse con detergente suave. Los lavabos de piedra son resistentes a los cambios de temperatura, y se limpian con un poco de agua y jabón. Los lavabos de pila pueden ser de hormigón, granito, mármol o vidrio.