Estamos actualizando nuestra web. Próximamente habilitaremos la compra online. Mientras tanto, puedes consultar los productos y ponerte en contacto con nosotros para adquirirlos.

Espejos de baño

Descubre nuestro catálogo de espejos de baño

There are no products matching the selection

This is a custom CMS block displayed if category is empty.
You can replace it with any custom content.

¿Quieres comprar un espejo de baño? ¡Aquí te damos los consejos para escoger bien!

El espejo del baño es un elemento imprescindible, ya que es necesario para muchas cosas que se realizan a diario, como peinarse, afeitarse, ponerse o quitarse las lentillas, y un largo etcétera. Para elegir el espejo de baño idóneo hay que tener en cuenta el espacio disponible, el estilo de los elementos del cuarto de baño, o la iluminación, ya que hay disponibles espejos de baño con luz.

Uno de los aspectos importantes es la forma del espejo de baño: cuadrado, rectangular, redondo o con diseños geométricos. Pero además de la forma, también es importante su tamaño. El tamaño ideal es aquel en el que, desde los ojos, hay la misma distancia por abajo y por arriba, aproximadamente, para que el espejo de baño permita ver la cabeza completa y la parte superior del torso.

Aunque puede parecer que un espejo de baño con repisa no ofrece demasiado espacio para dejar cosas puede resultar lo necesario para despejar otras zonas del lavabo y dejar ahí cremas, peines, pintalabios o lentillas.

Otra opción son los espejos de baño con almacenamiento, muy populares en los setenta y en los ochenta, aportan espacio extra para guardar diversos productos de higiene. Estos modelos se han ido actualizando y, gracias a su funcionalidad, siguen vigentes.

Si se quiere que el cuarto de baño parezca más grande y luminoso, se puede optar por un espejo de baño que no se limite a la zona del lavabo, sino que ocupe gran parte de la pared, o toda ella, dando una sensación de amplitud sorprendente.

El diseño también es importante en los espejos de baño, aportando mucho estilo al cuarto de baño. Así, un espejo redondo y unos cinturones de cuero crearon uno de los espejos de baño más famosos de la historia, un clásico que no pasa de moda y habitual de las revistas de decoración.