Estamos actualizando nuestra web. Próximamente habilitaremos la compra online. Mientras tanto, puedes consultar los productos y ponerte en contacto con nosotros para adquirirlos.

Baños para minusválidos

Descubre nuestro catálogo de baños para minusválidos

There are no products matching the selection

This is a custom CMS block displayed if category is empty.
You can replace it with any custom content.

¿Quieres comprar un elemento de baño para minusválido? ¡Aquí te damos los consejos para escoger bien!

El baño suele ser uno de los espacios más problemáticos para las personas discapacitadas, bien sea por su tamaño, por su ubicación, por la altura de los sanitarios, por las características del suelo, o por los diferentes accesorios que suele haber. Existen gran cantidad de productos diseñados específicamente para los baños para minusválidos y es importante conocer ciertos aspectos a la hora de seleccionar los elementos adecuados.

Algo importante es tener un espacio libre, de 150 centímetros de diámetro como mínimo, en el interior para permitir que una silla de ruedas pueda realizar un giro de 360 grados sin tener ningún elemento que lo impida. Y para evitar caídas, y otros posibles problemas, el suelo del baño para minusválidos tiene que ser de un material que sea antideslizante.

Para evitar los giros de las muñecas, es recomendable que toda la grifería sea de tipo palanca o presión. También es importante que los accesorios, como los toalleros o las jaboneras, no estén a más de 120 centímetros de altura, y el espejo a no más de 1 metro del suelo.

Los lavabos para baños para minusválidos no deben tener ningún elemento que impida que una silla de ruedas se acerque lo máximo posible, y la altura debe ser de 80 centímetros. Los inodoros deben estar a una altura de 50 centímetros, pero en caso de no estar a esa altura existen asientos y elevadores acoplables.

La ducha es más práctica y cómoda que la bañera, pero en caso de tener bañera es indispensable instalar un elemento importantísimo en los baños para minusválidos: las barras de apoyo. Estas barras deben colocarse junto al lavabo, los sanitarios, y en la ducha o la bañera. Las barras para bañeras son regulables en altura para facilitar la entrada y la salida.